En las 2 últimas semanas, guardias del INPEC han realizado varias requisas de rutina en el pabellón 4 de la cárcel de “villa hermosa” en Cali, donde incautaron elementos prohibidos por el régimen penitenciario.

El pasado 15 de octubre fue ultimado a tiros el guardia del INPEC Michell Steven Jiménez Velásquez; según medios de comunicación “en represalias por los elementos incautados”. El 17 llega el “Comando de Reacción Inmediata (CRI)” y arremete violentamente contra todo el patio manifestando que ellos habían asesinado a su compañero.

1.Como prisioneros políticos de las FARC-EP, queremos rechazar este lamentable suceso, así como todo hecho de violencia toda vez que Colombia viene realizando todos los esfuerzos por cambiar la dinámica violenta por el diálogo y la concertación, a su familia nuestro más sentido pésame, pues esto nunca debió ocurrir.

2. Igualmente rechazamos y denunciamos ante los órganos de control y la Fiscalía General de la Nación la brutal golpiza propinada a los reclusos de dicho patio y cárcel, primero que ellos solo son custodios y tienen como función preservar el orden; y allí no había amotinamiento ni desordenes, así como tampoco pueden tomar la ley en sus manos; máxime cuando es la fiscalía quien debe determinar e individualizar a los autores materiales e intelectuales del homicidio y no que estos agresores del (CRI) masacren a unos reos en total estado de indefensión y sin ninguna prueba o justificación para esto.

3. Que el director general del INPEC aclare si envió a estos esbirros a llevar a cabo tal canallada contra los reclusos, o simplemente a operativos de requisa y control; pues allí están tipificados delitos de lesiones personales, abuso de autoridad y uso desmedido de la fuerza, entre otros; que la fiscalía impute cargos contra los mandos y subordinados de este operativo.

4. Igualmente denunciamos el arbitrario traslado de nuestro compañero prisionero político Jhon Jaminson Caicedo, quien hasta el momento se encuentra desaparecido sin saber su paradero y menos las condiciones en que lo tengan, que a juzgar por sus métodos, debe estar aislado y sin trato digno; pues tenemos la nefasta experiencia de Mocoa en Putumayo a mediados de 2015, y 24 de diciembre de 2o15, en Arauca, donde con mentiras trasladaron a nuestros camaradas dándoles malos tratos como aislamiento sin alimento ni fresadas.

5. No se comprende si estando en un proceso de paz, una entidad propia del gobierno (INPEC) no actúe en consonancia con las ordenes presidenciales; hay un cese bilateral, pero en cárceles hay unas agresiones unilaterales por parte del INPEC, eso deja mucho que decir.

A nosotros los prisioneros políticos de las FARC-EP, actualmente “concentrados” en el patio 4 de la picota Bogotá nos preocupa mucho estas acciones, pues tienen su intensión saboteadora y provocadora, por lo que insistimos en una urgente reunión con representantes del gobierno, como ya lo hicimos saber por intermedio de carta enviada.

6. Es urgente que todos los entes de control, así como la OEA y la ONU se hagan presentes en dicho penal para que se tomen todas la denuncias a que haya lugar, a fiscalía que lleve los legistas y constate las lesiones que tienen los reclusos y tomen eso como prueba para las investigaciones de tipo penal.

Cordialmente.

Voceros de Prisioneros Políticos

Columna Domingo Biohó

Cárcel la Picota, Bogotá, patio 4.

CONTÁCTANOS

Tienes algún comentario? ¿Alguna pregunta? ¿Tienes simplemente algo que contarnos? Escríbenos y te responderemos lo más pronto posible.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Ir a la barra de herramientas