(12 de octubre día de la resistencia indígena / en pie de lucha en defensa de la paz de Colombia)

El día de hoy los prisioneros políticos de las FARC-EP y los presos sociales que convivimos juntos en el pabellón 4° de la penitenciaria La Picota, nos vinculamos activamente a la gran jornada de movilización nacional por la paz de Colombia, en el contexto propicio de la celebración del día de la resistencia indígena.

Debemos impedir que los señores de la guerra continúen imponiéndonos el destino fratricida de los últimos 52 años, con sus consecuencias de dolor, sangre, muerte, injusticia, impunidad, despojo y desigualdad social. En medio siglo de guerra los únicos que han incrementado su poder, riquezas y privilegios son esa pequeña falange que hoy busca preservar su estatus quo en nombre de las “víctimas” generadas cínicamente por ellos mismo.

Media Colombia votó sí a la implementación del Acuerdo Final de La Habana, entre el Gobierno y las FARC-EP; la otra mitad de las y los colombianos votaron No a la implementación hasta ser ajustado el Acuerdo. Pero Colombia entera VOTÓ porque quiere la PAZ.

El Centro Democrático, el senador Uribe y los empresarios y latifundistas y los pastores y jerarcas religiosos que los respaldan han venido mintiendo, tergiversando, confundiendo y ahora USURPANDO el liderato y el significado del voto al NO, para ilegítimamente en nombre de esos más de seis millones de sufragantes sabotear el proceso, romper los acuerdos, dilatar las soluciones, impedir la implementación y hacer campaña hacia el 2018 e imponerle a Colombia el retorno a la guerra.

Qué pretenden? En sus “propuestas” han quedado al desnudo sus verdaderos intereses. Buscan la impunidad para sus propios crímenes, impedir la democratización política profunda del país y no reparar las víctimas, pues ello tocaría sus riquezas mal habidas.

Pero felizmente hemos visto en éstas dos semanas del post plebiscito a una Colombia entere volcada en las calles y plazas públicas en un torrente de amor, perdón, reconciliación, tolerancia, respeto, convergencia y diálogo, defendiendo los acuerdos, proponiendo ajustes serios y viables, exigiendo la implementación y preservando las conquistas de lo pactado, entre ellas el Cese al Fuego Bilateral y Definitivo.

Gran iniciativa y creatividad caracterizan las movilizaciones: comparsas, teatro, poesía, humor, asambleas permanentes, mítines, plantones, marchas, tomas de plazas públicas, vigilias, campadas… Etcétera.

En éste torrente los presos nos sumamos hoy día de la resistencia indígena a la gran movilización nacional por la paz con una marcha al interior del patio y el pabellón, porque ningún rincón del país es ajeno al clamor mundial de paz para Colombia.

Colectivo de Prisioneros Políticos

Columna Domingo Biohó

Presos del patio 4° de La Picota.

CONTÁCTANOS

Tienes algún comentario? ¿Alguna pregunta? ¿Tienes simplemente algo que contarnos? Escríbenos y te responderemos lo más pronto posible.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Ir a la barra de herramientas