El 29 de abril del año en curso, en el complejo penitenciario de Cúcuta, la guardia arremetió violentamente contra un detenido que presenta problemas psiquiátricos.

El hecho ocurrió cuando el interno Fabián Manuel Joya Calderón, del patio numero 2, se resistió a acatar una orden, siendo golpeado en respuesta por un número plural de unidades del cuerpo de custodia. Los guardias que son señalados de propinar la brutal paliza al detenido son: Aguirre, Monsalve, Quintero, Quijano, Pabón y López.

La agresión resulta a todas luces desproporcionada, si se tiene en cuenta que existen otros medios para controlar a este tipo de enfermos. El caso es un reflejo no sólo del abuso cotidiano de la fuerza, que constituye tortura, sino también de la falta de una política de tratamiento diferencial, que debe incluir a los detenidos que presentan enfermedades mentales.

Lamentablemente el Inpec con estos hechos sólo demuestra que la problemática estructural que aqueja al sistema penitenciario, la resuelve a garrote. Es hora de transformar la realidad de las cárceles. Exigimos a los autores de control e investigación una sanción ejemplar frente a estos hechos y llamamos a las personas y organizaciones solidarias con la población reclusa, a movilizarse y actuar en unidad por el cambio de esta cotidianidad de castigo y tortura.

Movimiento Nacional Carcelario

CONTÁCTANOS

Tienes algún comentario? ¿Alguna pregunta? ¿Tienes simplemente algo que contarnos? Escríbenos y te responderemos lo más pronto posible.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Ir a la barra de herramientas