A petición del Colectivo de Prisioneros Políticos de Guerra “Manuel Cepeda Vargas” y con coadyuvancia de la Corporación Solidaridad Jurídica, se llevó a cabo el pasado 10 de febrero de 2016, visita de verificación al Establecimiento Penitenciario de Mediana Seguridad y Carcelario “La Guafilla” – En Yopal (Casanare) por parte de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz (MAPP) de la Organización de Estados Americanos (OEA), en el marco de su mandato de acompañamiento amplio y flexible a la política de paz en nuestro país, en especial las condiciones de reclusión de los mas de 9.500 prisioneros políticos y población carcelaria en general.

En esta ocasión, nos pudimos reunir con la Directora de la Cárcel, Ginna Paola Ura Sepúlveda, funcionarios de la MAPP-OEA y abogados de la Corporación Solidaridad Jurídica con el objetivo de visibilizar y tratar de buscar solución a diferentes problemáticas que nos aquejan en nuestra situación de encierro.

En primer lugar, y como expresión de la situación generalizada de las cárceles del país, se puso de presente el hacinamiento carcelario existente en el centro penitenciario el cual cuenta con capacidad para aproximadamente 900 internos, pero en el que actualmente conviven cerca de 1300 reclusos, esto es más del 30%, viéndose obligados a dormir en el piso entre otras consecuencias negativas del sobrecupo.

En segundo lugar, se insistió frente a la deficiente, y a veces nula, atención en salud evidente en la falta de valoraciones médicas, exámenes, diagnósticos, insuficiencia de medicamentos y no remisiones con especialistas. Esto debido principalmente al escaso personal de sanidad, en especial de nivel profesional, integrado precariamente por un médico general, un odontólogo y una enfermera, que no da abasto para atender a la población reclusa.

Por último, se puso de presente la situación de seguridad de aproximadamente 60 prisioneros políticos y de guerra, los cuales se encuentran disgregados en los 5 patios y la reclusión de mujeres de este establecimiento, expuestos al riesgo de convivir con la numerosa población de paramilitares recluidos allí –muchos de ellos activos aún-, los cuales los superan en numero y cuentan con más capacidad de acción y daño, teniendo en cuenta el contexto socio-político del departamento. En este sentido se dialogó con la dirección de la cárcel para que, en el marco de la Ley 1709 de 2014, se de un tratamiento con enfoque diferencial a los prisioneros políticos y de guerra, disponiendo como medida transitoria, la reubicación y traslado a un solo patio, y como medida definitiva, la adecuación de un ala del centro penitenciario para su concentración definitiva con miras a un eventual acuerdo de paz; comprometiéndose, como medida inmediata, el traslado de un prisionero político, del patio 3 al patio 4, lo cual se dio la noche siguiente de llevada a cabo esta reunión.

Como conclusión de la reunión, valoramos como positiva la actitud receptiva de la dirección local del INPEC, quien reconoció y le dio legitimidad al Colectivo de Prisioneros Políticos de Guerra “Manuel Cepeda Vargas”, manifestando su disposición de continuar reuniéndose para dar atención a las problemáticas y solicitudes, al tiempo que se comprometió a evaluar la viabilidad de comenzar la concentración provisional y definitiva en patios de prisioneros políticos.

CONTÁCTANOS

Tienes algún comentario? ¿Alguna pregunta? ¿Tienes simplemente algo que contarnos? Escríbenos y te responderemos lo más pronto posible.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Ir a la barra de herramientas