LA CORPORACIÓN SOLIDARIDAD JURÍDICA, Organización defensora de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario, informa a la opinión pública Nacional e Internacional, a los medios de comunicación, a todos los Prisioneros Políticos y prisioneros del Movimiento Nacional Carcelario -MNC-, a las organizaciones políticas, defensoras de derechos humanos y a la comunidad en general, que el día de hoy, jueves 26 de noviembre, la Jornada Nacional de Protesta y Huelga de Hambre que se venía adelantando en más de 20 cárceles del país ha finalizado. Dicha decisión obedece a los gestos por parte del gobierno de liberar a 30 prisioneros de guerra de las FARC-EP quienes se encuentran cumpliendo su pena de prisión por el delito de rebelión. Desde La Corporación Solidaridad Jurídica vemos dichos actos como un gesto por parte del gobierno de restaurar la confianza entre las partes y poder avanzar hacia un acuerdo final; sin embargo la liberacion de los 80 Prisioneros por cuestiones humanitarias debe ser un imperativo dentro de los dialogos, ya no como gesto de confianza, si no como un verdadero gesto de paz.

Desde nuestra Corporación continuaremos apoyando esta noble y humanitaria causa de solidaridad frente a la justa lucha por la libertad de las y los prisioneros Políticos en grave estado de salud, que padecen enfermedades terminales, mujeres gestantes y lactantes y enfermos mayores de 65 años; motivo que llevó a este sector de compatriotas, privados no solo de la libertad, sino de todos sus derechos inviolables, incluido el derecho a la vida misma, optar por el mecanismo de hacer uso al derecho de la protesta. Protesta que desde adentro y desde afuera, hoy podemos comunicar, contribuyó en gran medida a que el Gobierno Nacional decidiera anunciar la libertad, en razón y correspondencia con el proceso de paz, a 30 compatriotas sentenciados por el delito de rebelión.

Saludamos este gesto por parte del gobierno del Presidente Juan Manuel Santos, gesto que se esperaba por parte del estado en reciprocidad a los gestos de desescalonar el conflicto y bajar la intensidad de la guerra, como lo que ha hecho la insurgencia de las FARC-EP, entre otros, anunciar y llevar acabo el cese al fuego unilateral, no incorporar menores al conflicto, no adquirir más material de guerra y el desminado humanitario. Esperamos de la misma forma que el Gobierno y la Guerrilla anuncien a Colombia y al mundo que han llegado al acuerdo sobre el cese al fuego bilateral, hecho que nos acercaría más a la tan anhelada paz.

Esta decisión del gobierno nacional nos llega en medio de la JORNADA NACIONAL DE PROTESTA Y HUELGA DE HAMBRE emprendida por los Prisioneros Políticos de Guerra de las FARC-EP desde el 9 de Noviembre del presente año, en más de 20 establecimientos Penitenciarios y Carcelarios del país, donde alrededor de 1000 Prisioneros Políticos de guerra decidieron emprender una ardua lucha por la libertad de sus compañeros en estado crítico de salud. Dichas acciones nos enseña que las conquistas alcanzadas, gracias a la perseverancia y tenacidad de las y los prisioneros políticos, que en desventaja de situaciones y desde sus sitios de reclusión, denunciaron las condiciones infrahumanas a las que los tiene sometido un régimen educado bajo la doctrina de la seguridad Nacional y que utiliza las heridas de guerra y las enfermedades como instrumento de tortura para doblegar la voluntad de los adversarios prisioneros, esto, en franca violación al derecho internacional humanitario, del cual Colombia, se comprometió a respetar y aplicar, así como los convenios y protocolos como el de Ginebra que habla sobre los conflictos internos.

Tenían que salir a gritarle al mundo esa verdad y denunciar que si el gobierno de Santos hablaba de paz, tenía que voltear la mirada hacia los prisioneros políticos de guerra y las circunstancias en las que los tenía, sobre todo a los más vulnerables, los enfermos. Porque hasta la guerra tiene sus límites. Saludamos que sus peticiones y denuncias fueron escuchadas y multiplicadas por muchos Nacionales e Internacionales, que sin duda, contribuyeron a que el gobierno tomara dicha decisión.

LA CORPORACION SOLIDARIDAD JURIDICA continuara la lucha por mejorar las condiciones de vida de las y los prisioneros políticos, pero sobre todo, por la libertad de los miles de hombres y mujeres que permanecen en prisión por defender sus ideales, por pensar diferente y sobre todas las cosas, por continuar esta pugna por los más vulnerables, aquellos que están enfermos, discapacitado y mutilados por culpa del conflicto armado. Pero en esas condiciones, un juez de ejecución de penas los mantiene encarcelados por que son un peligro para la sociedad, en franca contravía con el hecho real y material que cobija la ley cuando dice que hay una incompatibilidad entre la prisión intra mural y el estado real de las personas.

A los luchadores populares, prisioneros en las cárceles de Colombia, queremos decirles que seguiremos adelante hasta lograr que en Colombia no exista prisionero alguno por razones de conciencia, por su ideología y su accionar político, es decir por pensar diferente. Mientras esto pase, seguiremos acompañando sus peticiones y ayudando a buscar soluciones que hagan menos gravosa su situación en prisión, desde los escenarios políticos, estrados judiciales, antes las autoridades administrativas, disciplinarias y defensoría del pueblo. Seguiremos luchando por el respeto a los derechos humanos y el derecho internacional humanitario. Compañeros en prisión, su lucha por la libertad es nuestra lucha, su bandera es nuestra bandera.

“Por una paz estable y duradera, liberación de todos los prisioneros políticos ya”.

“En tiempos de Paz la prisión no es la solución”

CORPORACIÓN SOLIDARIDAD JURÍDICA,

Colombia, Noviembre 26 de Noviembre.

CONTÁCTANOS

Tienes algún comentario? ¿Alguna pregunta? ¿Tienes simplemente algo que contarnos? Escríbenos y te responderemos lo más pronto posible.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Ir a la barra de herramientas