DENUNCIA PÚBLICA///

La Corporación Solidaridad Jurídica, organización sin ánimo de lucro, legalmente constituida, defensora de los derechos Humanos y del D I H., emite denuncia pública ante los organismos de derechos humanos y ante la comunidad nacional e internacional contra el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario de Colombia (INPEC), por la falta de atención médica oportuna del prisionero político de las FARC-EP EDILSON MARTÍNEZ LEÓN, con TD 73226, quien se encuentra recluido en el Patio N° 10, Torre E, Nivel 5, celda 27 del ERON – PICOTA (Establecimiento penitenciario de la ciudad de Bogotá), y quien a pesar de las constantes solicitudes para que sea atendido prioritariamente por su delicado estado de salud, ha tenido que someterse a intolerables dolores, tratos inhumanos y omisiones del INPEC y CAPRECOM que pueden ser trascendentales en relación al deterioro de la salud del recluso.

ANTECEDENTES

El prisionero político EDILSON MARTÍNEZ LEÓN, con TD 73226, presenta un cuadro de salud delicado ya que fue capturado con heridas de guerra, producto de un tiro de fusil que recibe en miembro inferior derecho; por lo anterior, se le pone un tutor que en el 2013 fue cambiado. Adicionalmente el médico recomienda su retiro en abril del 2014.

El 29 de julio de 2014 es notificado del fallo de tutela que instauró, donde se le protege su derecho a la dignidad humana, la vida, la igualdad, la seguridad social y la salud, sin embargo actualmente no recibe tratamiento oportuno ni le son garantizados los medicamentos que requiere.

El prisionero EDILSON MARTÍNEZ LEÓN, la defensa jurídica que lo asiste y sus compañeros de celda y reclusión, han solicitado en diferentes ocasiones atención médica prioritaria y han denunciado la negligencia de la EPS Caprecom, Sanidad del Inpec y directamente a la dirección del Establecimiento Penitenciario y Carcelario LA PICOTA, quienes han hecho caso omiso a las múltiples solicitudes.

Los mismos reclusos han puesto en movimiento distintas solicitudes exigiendo atención urgente para el prisionero político, pues durante los últimos meses ha presentado síntomas alarmantes que reflejan evidentemente menoscabo en su salud.

HECHOS

El 17 de octubre del presente año presenta recaída de su estado de salud, no es trasladado oportunamente al área de sanidad y es atendido hasta el día siguiente. La enfermera tratante, de nombre Catalina, sólo manifiesta que el paciente está dopado, argumento que no se corrobora con ningún examen y que según manifiestan compañeros de reclusión del interno, el prisionero EDILSON MARTÍNEZ LEÓN llevaba un largo periodo quejándose de un intenso dolor en su pierna, además de presentar olor fétido en su herida y segregación de materia constante que termina ocasionándole el estado de inconciencia en el que llegó a sanidad.

Durante la última semana del mes de octubre, el interno EDILSON MARTÍNEZ LEÓN es trasladado al Hospital Simón Bolívar donde es atendido por un médico especialista en cirugía y ortopedia que le sugiere al paciente la amputación inmediata de su pierna. Por la negativa del paciente, nuevamente es trasladado al Establecimiento Penitenciario de Bogotá “La Picota”. Posteriormente, el viernes 6 de noviembre, es trasladado nuevamente al Hospital Simón Bolívar donde le manifiestan que no podrá ser atendido debido a que Caprecom actualmente no tiene convenio con población reclusa.

El prisionero político de las FARC-EP ha manifestado su temor inminente a la pérdida de su miembro inferior derecho, ya sea por la falta de atención oportuna, procedimientos médicos en procura del mejoramiento de su extremidad, garantía de exámenes y medicamentos requeridos para aliviar sus padecimientos o por la negativa en su atención por problemas administrativos y de manejo entre Caprecom y el Inpec.

Los dolores agudos en las heridas que permanecen en el cuerpo del prisionero político, la inoportuna atención a la enfermedad que viene padeciendo, la falta de cuidados que su situación amerita, la negligencia del INPEC al no proceder oportunamente garantizando la realización de los procedimientos médicos y la escasa atención que ha recibido por parte de Caprecom y directamente el Hospital Simón Bolívar, que no le ha dado un manejo adecuado a los procedimientos que el interno requiere para su mejoría, opta por la amputación de la pierna del recluso lo cual obedece a causas estructurales del sistema penitenciario.

Al estar obstaculizando y demorando la atención médica adecuada y oportuna al prisionero EDILSON MARTÍNEZ LEÓN, se le está vulnerado su dignidad humana y los derechos fundamentales a la integridad personal y a la vida.

El Estado Colombiano, a través del INPEC, viola la Constitución Política de Colombia, en sus artículo 1º (dignidad humana), 11 (vida), 12 (prohibición de tratos y penas crueles), y también el bloque de constitucionalidad (art. 93 y 94) en relación con los tratados internacionales que en materia de Derechos Humanos ha suscrito y ratificado y que lo obligan a proteger la dignidad, vida e integridad personal de todas las personas que habitan en el territorio Colombiano; con especial medida a las personas privadas de la libertad, quienes se encuentran bajo su responsabilidad en razón a la relación especial de sujeción, desconociendo sentencias emitidas por la Corte Constitucional en favor de la población reclusa como la T-490/04, T-705 de 1996, C-184 de 1998 T-881 de 2002, T-023 de 2003 y T-603 de 2003.

El Estado Colombiano agudiza la violencia institucional mediante el accionar de omisión de garantía del derecho a la salud a los prisioneros políticos como en el caso del prisionero político EDILSON MARTÍNEZ LEÓN, constituyendo una violación a los derechos humanos, situación que la Corporación Solidaridad Jurídica ha denunciado en reiteradas ocasiones pues el hecho de violar flagrantemente la obligación que el estado colombiano tiene de garantizar el derecho a la salud termina por constituir PENA DE MUERTE DE FACTO CONTRA LAS Y LOS PRISIONEROS POLÍTICOS.

PETICIONES

1. A la Dirección del Establecimiento Penitenciario y Carcelario LA PICOTA-Brindar atención INMEDIATA al prisionero político EDILSON MARTÍNEZ LEÓN.
2. A la Defensoría del Pueblo:

Realizar visita de verificación de los hechos, objeto de la presente denuncia, e intervenir para que se tomen los testimonios de los reclusos y se impulsen las investigaciones disciplinarias contra los responsables y se tomen medidas que garanticen los derechos humanos del prisionero político EDILSON MARTÍNEZ LEÓN.

A la Comisión Interamericana de Derechos Humanos:

Realizar una visita in loco a las prisiones colombianas para que VERIFIQUE las condiciones a las que son sometidas y sometidos los prisioneros políticos, así mismo, que conmine al Estado Colombiano a garantizar un proceso judicial transparente para que se sancionen a los responsables de las violaciones a los derechos humanos cometidas contra el prisionero político EDILSON MARTÍNEZ LEÓN y que ocasionan el deterioro de su salud.

ALERTAMOS

De igual manera alertamos al director Nacional del INPEC, BG JORGE LUIS RAMÍREZ ARAGON y al director del COMPLEJO CARCELARIO Y PENITENCIARIO METROPOLITANO DE BOGOTÁ “COMEB” PICOTA, DR. CESAR AUGUSTO CEBALLOS GIRALDO, ante otros graves casos de salud, que han tratado de exponerse en la mesa de interlocución que se adelantó en el Establecimiento Carcelario y Penitenciario PICOTA en el segundo semestre del año 2014, producto de una jornada de desobediencia pacífica que un número significativo de reclusos desarrolló señalando la precaria e ineficaz atención médica a la que los reclusos son sometidos, con el ánimo de dar trámite urgente a las suplicas y necesidades médicas de los mismos. Exhortamos a toda la comunidad carcelaria a cumplir cabalmente con los compromisos a los que se llegó frente a la atención prioritaria en salud por los internos y a fortalecer canales de comunicación permanentes que faciliten la atención oportuna a los internos.

RECHAZAMOS LA PENA DE MUERTE en Colombia y por tanto EXIGIMOS AL ESTADO COLOMBIANO el respeto del derecho a la SALUD, a la VIDA y demás DERECHOS HUMANOS DE LAS Y LOS PRISIONEROS POLÍTICOS.

Solicitamos a la comunidad nacional e internacional y a los medios de comunicación, difundir la presente denuncia y emitir sus pronunciamientos de respaldo.

INSTITUCIONES A DONDE SE DEBEN DIRIGIR
JUAN MANUEL SANTOS
Presidente de la República
Carrera 8 No. 7 – 26, Palacio de Nariño
Santa Fe de Bogotá-
Fax: +57 1 566 20 71
Correos: comunicacionesvp@presidencia.gov.co
contacto@presidencia.gov.co

CORTE CONSTITUCIONAL COLOMBIANA
Palacio de Justicia Calle 12 No. 7 – 65 
Relatoría Carrera 8 No 12A 19 
Bogotá D.C.- Colombia
PBX: (57 1) 350 62 00
@CConstitucional
BG JORGE LUIS RAMÍREZ ARAGON
DIRECTOR GENERAL (E)
Calle 26 No. 27-48, Bogotá
Teléfono (+571) 2347262 / 2347474 – Ext. 1116
E-mail: direccion.general@inpec.gov.co

DR. JUAN NICOLAS GALAVIZ RUBIO
Director EPMSC ACACÍAS, Meta.
Kilometro 3 Acacias Villavicencio.
Tel: (8) 530069 / 5300720 / 5300709
E-mail: epcacacias@inpec.gov.co

JORGE ARMANDO OTALORA

Defensor Nacional del Pueblo
Patricia Ramos – Delegada para Asuntos Penitenciarios
Calle 55 # 10-32, Bogotá
 – Fax: (+571) 640.04.91
E-mail: secretaria_privada@hotmail.com; agenda@agenda.gov.co

EDUARDO MONTEALEGRE LYNETT
Fiscalía General de la Nación
Diagonal 22 B No.52-01
Santa fe de Bogotá.
Fax: (+571) 570 20 00
E-mail: contacto@fiscalia.gov.co; denuncie@fiscalia.gov.co

ALEJANDRO ORDÓÑEZ MALDONADO

Procuraduría General de la Nación
Carrera 5 #. 15-80 – Bogotá, D.C.
Fax: (+571) 3429723 – 2847949 Fax: (+571) 3429723
Email: cap@procuraduria.gov.co,
quejas@procuraduria.gov.co
webmaster@procuraduria.gov.co

CONTÁCTANOS

Tienes algún comentario? ¿Alguna pregunta? ¿Tienes simplemente algo que contarnos? Escríbenos y te responderemos lo más pronto posible.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Ir a la barra de herramientas