Camaradas y compañeros;

Con este evento estamos aportando nuestro granito de arena en las medidas de nuestras posibilidades en la construcción de una paz con justicia social, estable y duradera.

Hoy trascendimos y superamos los muros que oprimen nuestros cuerpos, para decirle al mundo que los presos sociales y los prisioneros políticos estamos abiertos y en función de construir la paz.

Este proceso histórico no es excluyente, la paz no tiene dueño, la paz es de todas y todos sin distinción de clase social, de creencias o ideas; hoy debemos sentirnos orgullosos de estar y ser testigos de este estadio de la historia patria, muchas generaciones no conocieron el significado de la palabra paz, sus hijos nacieron y crecieron en medio de la guerra; nosotros estamos frente a esta gran oportunidad y no la podemos desperdiciar. En este día nos unimos sin importar la diversidad para orar, reflexionar y ver como asumimos y tomamos nuestro lugar de manera activa en la materialización de este gran sueño de ver a nuestra Colombia en paz.

Tenemos la gran oportunidad de arrebatarle el arma o herramienta de la violencia a esta clase politiquera y mezquina. Vamos a impedirles que sigan haciendo uso de la guerra contra el pueblo, para que en adelante no tengan argumentos ni pretextos para ejercer la violencia contra el excluido y marginado pueblo.

CONTÁCTANOS

Tienes algún comentario? ¿Alguna pregunta? ¿Tienes simplemente algo que contarnos? Escríbenos y te responderemos lo más pronto posible.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Ir a la barra de herramientas