A las 8:00 noche del lunes 17 de febrero, el juez 78 de control de garantías de Bogotá, que lleva el caso de tres de los presos políticos de la USO, Campo Elías Ortiz, José Dilio Naranjo y Héctor Sánchez, ordenó por fin su libertad.

Según la abogada Liria Manrique, asesora del caso, la construcción de los supuestos hechos en los que los trabajadores habían incurrido en conductas ilícitas por parte de Ligia Fajardo, fiscal 239 seccional Bogotá, fue un tema “quijotesco”. La fiscal sobredimensionó lo que había sucedido en el campo petrolero y había imputado delitos completamente desproporcionados con la realidad, como lo eran secuestro simple y concierto para delinquir.

Con estos argumentos el juez llegó a la conclusión, incluso acorde el fiscal actual que no es el mismo que imputó los cargos, deque se revocara la medida de aseguramiento. Además, desmintieron a las supuestas víctimas porqueno demostraron en qué medida habían sido afectados.

Aunque el proceso continúa, es una victoria más para los trabajadores y dirigentes de la USO.Se espera que la libertad de estos tres líderes se materialice el día de hoy, martes.

“Esta gran noticia legitima la protesta social y demuestra una vez más que hasta en los estrados judiciales defenderemos la organización social y la defensa de nuestros territorios”, afirmó la asesora legal de la USO. La captura de estos tres dirigentes se debió a un montaje judicial orquestado por Pacific Rubiales.

CONTÁCTANOS

Tienes algún comentario? ¿Alguna pregunta? ¿Tienes simplemente algo que contarnos? Escríbenos y te responderemos lo más pronto posible.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Ir a la barra de herramientas