Desde diferentes escenarios políticos y sociales del estado español hemos saludado con esperanzadora alegría los diálogos de paz que se adelantan en La Habana entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC-EP.

Hemos reconocido la voluntad en las partes para llegar a un acuerdo definitivo de paz y nos han congratulado los acuerdos parciales en los temas agrarios y de participación política por cuanto sabemos que la ausencia de una real reforma agraria y las políticas de despojo, por un lado, y por otro la ausencia de espacios políticos para los sectores opositores y la sistemática e histórica persecución de que han sido objeto, constituyen dos de los elementos fundamentales en la configuración del largo conflicto que se vive en Colombia.

De la misma manera nos congratulamos con la decisión del Consejo Nacional Electoral de devolverle la personería jurídica al movimiento político UNION PATRIOTICA, personería que le había sido retirada en los mismos momentos en que era víctima de una política de exterminio total, de un Genocidio Político sin parangones en la historia de Colombia y América latina.

Y también vimos como muy positivas las declaraciones de diferentes funcionarios del gobierno colombiano incluyendo al propio Presidente de la República comprometiéndose a brindarle garantías políticas y de seguridad a la Unión Patriótica y a otros movimientos políticos de oposición existentes en Colombia como la Marcha Patriótica, El Congreso de los Pueblos, el Partido Comunista Colombiano, el Polo Democrático Alternativo y otros.

Este año 2014 ha sido señalado como el año en que se ha de firmar la paz. Así lo deseamos y haremos lo que esté a nuestro alcance para contribuir porque así sea.

Pero el año ha comenzado con la continuidad de la persecución a la oposición. El 29 de diciembre fue asesinado en Sucre el concejal del Polo Democrático Alternativo GILBERTO DAZA, el 4 de enero fue asesinado EVER LUIS MARIN, dirigente sindical de la ciudad de Barranquilla y detenido bajo cargos de rebelión agravada FRANCISCO TOLOSA responsable de Relaciones Internacionales de Marcha Patriótica y el día 5 fue asesinado en el departamento del Chocó el dirigente agrario GIOVANY LEITON.

Estos hechos van en contravía a los anhelos de paz y de democracia, le restan credibilidad a las negociaciones de paz que se adelantan en la Habana y evidencian que en Colombia se mantiene y profundiza la crisis humanitaria.

Por otro lado, permanecen en la cárcel dirigentes sociales y defensores de derechos humanos con burdos montajes que no se sostendrían si en Colombia se aplicaran reglas de juego propias de un Estado social de derecho. Especialmente vejatorios son los casos del defensor de derechos humanos David Rabelo y del dirigente agrario Huber Ballesteros para quienes también reclamamos su libertad inmediata.

Reclamamos que cese la criminalización de las organizaciones sociales y políticas.
Solicitamos del presidente colombiano coherencia entre lo que sus delegados plenipotenciarios acuerdan en La Habana y la política que se adelanta en Colombia. Para que en Colombia haya paz se requiere de la firma de un acuerdo con los grupos armados y de una política de respeto a las organizaciones sociales y políticas de oposición y a sus dirigentes. En esos esfuerzos por la paz y la justicia social en Colombia estaremos con nuestra plena disposición a contribuir permanentemente.

España, enero de 2014

PLATAFORMA ESTATAL POR LA PAZ EN COLOMBIA

CONTÁCTANOS

Tienes algún comentario? ¿Alguna pregunta? ¿Tienes simplemente algo que contarnos? Escríbenos y te responderemos lo más pronto posible.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Ir a la barra de herramientas