Entrevista de REMA – ACPP a Hubert Ballesteros, preso político, recluido desde el mes de agosto en la Cárcel Nacional la Picota, Eron patio 11.

Ballesteros es dirigente campesino, sindical y político, directivo de FENSUAGRO. Su detención se realizó en los momentos más álgidos del reciente Paro Nacional Agrario y Popular en Colombia, en relación a lo anterior hay que resaltar que el dirigente es precisamente uno de los voceros nacionales de la MIA (Mesa Agropecuaria y Popular de Interlocución y Acuerdo) conformada para dialogar con el gobierno nacional, respecto a las exigencias de los sectores movilizados.

¿Cuál es el tratamiento que ha recibido por parte del INPEC en el tiempo de reclusión en la Picota?

Hasta el momento el trato es normal, entre un cuerpo de guardia y un interno sin malos tratos. Se puede destacar en este punto, que un cuerpo de guardianes para un centro que se supone es de resocialización tiene al parecer una concepción militar, más que civil. Se creen militares aunque no lo son. Pero se nota que les gusta que los llamen comandantes: es así como los llaman todos los internos.

¿Usted comparte patio únicamente con otros prisioneros políticos o hay otro tipo de internos con usted?

Sí, en el patio hay otros prisioneros políticos pero también hay personas detenidas por otros delitos.

¿Cuáles son las actuales condiciones de los prisioneros políticos en la cárcel la Picota?

Los prisioneros políticos recluidos en la cárcel la Picota, tratamos de organizarnos para exigir los derechos que tenemos por nuestra condición especial. En términos generales, las condiciones de la población carcelaria no son buenas. La alimentación es poca y mal balanceada, la atención medica es tardía y en algunas casos inexistentes. Las dotaciones que está obligado el Estado no llegan a los internos. En otras palabras no se garantiza el mínimo vital.

Para el caso de los prisioneros políticos, estamos mezclados con otros presos de otros delitos, incumpliendo normas que ordenan la clasificación de la población carcelaria.

¿Cómo es un día de Hubert Ballesteros en el patio 11 del Eron de la Picota?

Un día de Hubert Ballesteros comienza a las seis de la mañana con el baño, luego llega la contada de los internos, desayuno a las siete de la mañana, de ocho a diez treinta de la mañana hago ejercicio, luego escribo cartas de respuesta de las que me llegan, almuerzo a las doce y en la tarde, algunas veces tenemos reuniones del Comité Patriótico del patio.

Otros días se realizan charlas de la Escuela de Formación que organizamos después de la comida a las Cinco de la tarde y la encerrada cinco treinta, leo generalmente hasta las diez de la noche.

¿En varias declaraciones de organizaciones sociales y populares se ha afirmado que su captura no tiene fundamentos y que se trata de un falso positivo jurídico?

Sobre mi captura y el proceso que se me sigue, este se enmarca efectivamente en un montaje jurídico, a partir de versiones de personajes como Olivo Saldaña el mitómano que engañó al país con la desmovilización de 70 falsos guerrilleros del supuesto frente Cacica Gaitana. Asunto por el cual fue llamado a juicio el ex comisionado de paz Luis Carlos Restrepo.

Siendo usted uno de los voceros de la MIA Nacional ¿Qué opina respecto a la invitación que le ha hecho el gobierno nacional a la MIA para participar en el llamado por el gobierno nacional Gran Pacto Nacional Agropecuario?

El llamado Pacto Nacional Agropecuario es otro falso positivo del Gobierno Santos. Una versión 2013 del Pacto de Chicoral donde los terratenientes y el gobierno se ponen de acuerdo para afianzar una política agropecuaria que excluye al campesinado. Prueba de ello la designación del doctor Lizarralde como ministro de agricultura.

La verdad es que los pactos por las alturas no ayudan a la solución de los problemas del Agro. La propuesta de la MIA se puede resumir en la necesidad de un modelo de desarrollo Agropecuario, que incluya a las comunidades Campesinas, Afrodescendientes, y pueblos Indígenas.

¿Quisiera agregar algo más?

Al movimiento social y popular que se viene levantando con dignidad contra las políticas antipopulares y antipatrióticas del régimen, envío un abrazo de felicitación por lo realizado, en la jornada de Paro reciente.
Desde la Picota, los prisioneros políticos nos comprometemos a seguir luchando, ha no claudicar a pesar de nuestra situación actual, ha continuar en la búsqueda de la PAZ con JUSTICIA SOCIAL, que nos lleve a construir un país libre, soberano y democrático.
Posteado en Prisioneros Políticos, Últimas Noticias

CONTÁCTANOS

Tienes algún comentario? ¿Alguna pregunta? ¿Tienes simplemente algo que contarnos? Escríbenos y te responderemos lo más pronto posible.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Ir a la barra de herramientas